Un comentario sobre “El Juancito”

  1. Ecología del Juancito (Spermophilus atricapillus). No existe uniformidad en la taxonomía científica del Juancito. Para mayor referencia se puede consultar Red list Spermophilus atricapillus. Habita los lugares secos y semisecos de la Sierra La Giganta y la Sierra de San Francisco, BCS. En ecosistemas donde predomina el cardón, pitahaya agria, pitahaya dulce, el palo blanco, palo verde, palo Adán, torotes, lomboy, matácora, entre otros. En los oasis de la Sierra La Giganta y Sierra de San Francisco, donde hay presencia de agua, el Juancito se ambienta de una manera notable ya que se alimenta de los dátiles de las palmas datileras. Al respecto es importante resaltar la importancia de los oasis donde vive el Juancito. El dátil del cual se alimenta proviene de la palma datilera Phoenix dactylifera, palma introducida por los misioneros jesuitas desde el siglo XVII. Los oasis son ecosistemas fundamentales para la sobrevivencia del Juancito, ya que son los reservorios de agua, únicos, de estas porciones de la Sierras La Giganta y San Francisco. Por esta razón es factible observar la presencia del Juancito en varios oasis de San Ignacio, Mulegé, Sierra de San Francisco y Loreto, principalmente. El Juancito tiene una movilidad extraordinaria a través de los terrenos rocosos principalmente volcánicos. Se menciona que el hábitat del Juancito está muy fragmentado. Es una especie amenazada debido a la caza furtiva. Está poco documentado las condiciones de población del Juancito. Al parecer su nivel de población tiende a la baja. Un aspecto primordial en la ecología del Juancito se asocia con la pirámide alimenticia. La merma en la población del Juancito puede traer consecuencias en la pirámide alimenticia, ya que forma parte del alimento principalmente de serpientes y aves como el águila pescadora y el halcón peregrino. No se conocen estudios que profundicen sobre este aspecto.

Los comentarios están cerrados.